Capestrano Header 728×90
Capestrano Header 728×90
  Última Hora
El cannabis medicinal es inyectado en el cuerpo de un paciente en Israel donde es permitido a partir de los 90's para pacientes con enfermedades que producen dolores crónicos. Foto: ChamelonsEye

Cannabis como medicina contra el cáncer

Autor
Héctor Vélez Cortés
Oncólogo Presidente Asociación de Hematología y Oncología Médica de Puerto Rico
Director de Clínica Advance Research
Catedrático Asociado de la Ponce Health Science University

Keywords y Palabras Claves
Keywords
pain, opioids, morphine tolerance, opioid receptors, receptor desensitization, therapeutic strategies

Life Link – Junio 2017 – 320×250

Palabras Claves
dolor, opioides, morfina, tolerancia, receptores opioides, desensitización de receptores, estrategias terapéuticas

Resumen
Los efectos farmacológicos y fisiológicos a morfina se deben a la activación del receptor Mu del sistema opioide. Esta clase de drogas, conocidas como opioides, se encuentran entre las más eficaces para el tratamiento de dolor moderado a severo. Por otro lado, su efectividad a largo plazo se limita por la presencia de efectos secundarios no deseados, incluyendo rápida tolerancia. Esta se caracteriza por la necesidad de dosis más altas para obtener el mismo efecto y el aumento del riesgo de abuso y dependencia. Multiples laboratorios han dedicado considerable esfuerzo al estudio de los mecanismos moleculares y de señalización celular envueltos en la progresión de eventos desde la activación de receptores opioides hasta el desarrollo de tolerancia. Este artículo recopila algunos de los mecanismos regulatorios mediados por opioides que podrían estar contribuyendo al desarrollo de tolerancia y las implicaciones de estos mecanismos en el desarrollo de nuevas drogas opioides más selectivas y eficaces.

Abstract:
Pharmacological and physiological effects of morphine are due to activation of the Mu opioid receptor system. This class of drugs known as opiates are among the most effective for treating moderate to severe pain. On the other side, its long-term effectiveness is limited by the presence of unwanted side effects, including rapid tolerance.

This is characterized by the need for higher doses to get the same effect and increased risk of abuse and dependence. Multiple laboratories have devoted considerable effort to the study of molecular and cellular signaling mechanisms involved in the progression of events from the activation of opioid receptors to the development of tolerance. This article compiles some of the mid opioid regulatory mechanisms that may be contributing to the development of tolerance and the implications of these mechanisms in the development of new, more selective and effective opioid drugs.

El cáncer es una de las enfermedades más temidas a través de la historia humana la cual durante millones de años careció de tratamiento alguno y la causa de la misma se comienza a entender apenas desde el siglo pasado. Tal vez por esta razón un diagnóstico como éste despierta reacciones primitivas de miedo y desesperación en torno al pensamiento de “una muerte segura”. Paradójicamente este estado de alerta puede ser nuestro enemigo y nuestro estado más vulnerable. Inclusive pudiese usted tomar decisiones dramáticas que en otro contexto jamás tomaría.  Imagine caer al vacío y estar convencido que lo único seguro es el golpe al llegar al suelo. ¿Creería usted si le digo que si aletea los brazos como las aves usted puede volar? Esto parece razonable bajo la creencia popular que dice que ” todo es posible, solo tenemos que creer con fuerza”. No creo que el que está cayendo al vacío y a merced de la gravedad comparta esta idea del aleteo pero de seguro apreciaría la ayuda de un paracaídas o al menos alguien que le coloque una red que amortigüe su caída y pueda entonces vivir para contarlo. Ah, estoy seguro nos entendemos ahora. Es así que algunos deportistas y otros atrevidos se toman ese riesgo de caer al vacío con esas condiciones solo para divertirse. ¿Cómo es eso? Pues los paracaidistas y trapecistas en el circo invirtieron muchas horas tratando diferentes  métodos y artefactos para asegurar no romperse la cabeza al caer. Y de eso viven.

Screenshot 2016-03-22 13.06.21

Que le parece si ahora usted es diagnosticado con cáncer, o aún peor sus hijos y ahora su suelo se derrumba sintiendo que cae al vacío. Seria usted vulnerable al cuento y el engaño de la cura maravillosa. Cura basada en la experiencia anecdotal, lo que le funcionó a fulano y no en la investigación y el método científico que atenta garantizar el mejor beneficio para todos por igual. Es por esto que debemos aclarar las cosas y diferenciar lo que compone la medicina complementaria y alternativa (MCA) de los métodos de medicina convencional (MC). La medicina complementaria alternativa comprende una amplia variedad de tratamientos y productos botánicos que se considera no pertenecen a la atención médica convencional. Los tratamientos médicos convencionales tienen su base en la evidencia científica de estudios de investigación. El tratamiento convencional del cáncer ve al paciente como un todo y entre sus partes comprende la mente, el cuerpo y el espíritu e incluyen métodos multidisciplinarios para establecer balance entre estas partes para mejorar la salud del individuo. La evidencia científica le da la validez a estos métodos para poder formar parte de la atención convencional del cáncer para todos los pacientes en todas sus formas.

Aspectos generales

En los últimos años y en la gama de productos botánicos la marihuana y sus derivados se han convertido en una de las terapias más comunes utilizadas por los pacientes de cáncer. En el National Health Interview Survey del 2007 se informó que 4 de cada 10 adultos utilizan MCA; los tratamientos más utilizados son aquellos con productos naturales y ejercicios de respiración profunda.[1] En una encuesta grande de sobrevivientes de cáncer se informó sobre el uso de tratamientos complementarios.[2] Las terapias más utilizadas fueron la oración y la práctica espiritual (61%), la relajación (44%), la fe y la curación espiritual (42%), las vitaminas y los complementos nutricionales (40%).[3] El uso de CAM es cuatro veces mayor luego de un diagnóstico de cáncer. La mayoría de los pacientes no discuten su uso con el oncólogo, a pesar de querer hacerlo, y estudios identifican que la mayoría de los pacientes de cáncer usan MAC.

Hablemos específicamente de la marihuana y sus derivados que a pesar de ser  una sustancia condenada por la ley por décadas es ahora el norte de muchos grupos que promueven su uso como la droga maravillosa que lo resuelve todo. Ojo, que no nos vallamos en picada al vacío si no aprendemos de la ciencia primero.

Estudios pre clínicos en laboratorios y animales:

Efecto antitumoral en ratas
En estas se demostró un efecto protector contra algunos tipos de tumor. [4] Pocos estudios demuestran la interacción con células tumorales in vitro y la inhibición de su crecimiento. [5] En ratas inmunocomprometidas el uso de cannabinoides promueve el crecimiento de tumores. [6] Se ha reconocido un efecto anti inflamatorio. [7]

Estimulantes del apetito en ratas
Muchos estudios han demostrado el efecto estimulador del apetito.[8]

Analgesia
El entendimiento de los efectos analgésicos del cannabis ha mejorado muchísimo por estudios en receptores de dolor CB1 y CB2 y los mecanismos para aliviar la sensación de dolor.[9-10] Se ha mejorado el entendimiento de los mecanismos anti inflamatorios los cuales pudiesen mejorar la sensación de dolor.[11-13]

“No existen estudios clínicos del uso del cannabis en el tratamiento de cáncer en humanos en una búsqueda reciente de PubMed. Solo un estudio pequeño con inyecciones intra tumorales de delta- 9-THC en pacientes de glioblastoma recurrente reporta un potencial efecto anti tumoral”

Estudios en humanos

Incidencia de cáncer
Numerosos estudios han reflejado evidencia conflictiva en respecto a los riesgos de varios tipos de cáncer asociados al uso de cannabis. [14-17] A pesar de que no se ha demostrado que el cannabis produzca o prevenga ningún tipo de cáncer es conocimiento general que el fumar aumenta los riesgos de cáncer y otras enfermedades del pulmón.

Tratamiento de cáncer
No existen estudios clínicos del uso del cannabis en el tratamiento de cáncer en humanos en una búsqueda reciente de PubMed. Solo un estudio pequeño con inyecciones intra tumorales de delta-9-THC en pacientes de glioblastoma recurrente reporta un potencial efecto anti tumoral.[18-19]

Efecto antiemético
Estudios clínicos y meta análisis han demostrado que cannabinoides sintéticos como el Dronabinol y Nabilone son efectivos mejorando náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia y están recomendados por NCCN. [20-23]

Un estudio aleatorio, doble ciego y control con placebo reportado en el 1984 sugieren el uso de la marihuana inhalada como una terapia efectiva para el tratamiento de náuseas y vómitos ocasionadas por tratamientos de quimioterapia pero los detalles de estos el estudios no han sido completamente publicados lo que limita su evaluación no se considera importante como para el recomendar su uso terapéutico. [24]

Estimulación de apetito
Estudios con cannabinoides sintéticos o extractos de cannabis demostraron no ser superiores a tratamientos convencionales cuando son usados para estimular apetito o aumentar peso en pacientes de HIV o cáncer. [25-28]

No existen estudios publicados que exploren el efecto he cannabis inhalada sobre el apetito and pacientes de cáncer.

Manejo del dolor
Los receptores CB1 y CB2 cuando son estimulados modulan la sensación de dolor y la inflamación. Cuando el dolor asociado al cáncer es severo y no completamente controlado por medicamentos opioides el uso de cannabinoides sintéticos y extractos de cannabis han demostrado un efecto analgésico substancial. [29]

El Nabiximol en atomizador elaborado a través de un método novel de extracción precisa de componentes directamente de la planta del cannabis ha demostrado eficacia como terapia adyuvante para manejo de dolor severo asociado a cáncer que no ha podido ser controlado completamente con terapia opioide. [30-33] Actualmente hay estudios reclutando pacientes para el uso de Nabiximol en pacientes con cáncer y dolor severo en Puerto Rico.

Resumen

Muchos pacientes experimentan además de control de dolor, náuseas y apetito un humor mejorado, menos ansiedad, menos insomnio y una sensación de bienestar con el uso de cannabis y sus derivados pero es poco lo que se comenta sobre los efectos secundarios no deseados el paciente, su familia y el impacto a la sociedad que está asociado al uso de la marihuana por lo tanto hay aún mucho que demostrar desde el punto de vista científico para adoptarlos como terapias médicas efectivas y seguras. Aunque los reclamos que hacen ciertos grupos defensores y los proveedores de tratamientos de medicina complementaria alternativa aseguran los beneficios de usar cannabis como maravillosos, no hay una buena evidencia científica y comprobable que demuestre la eficacia de muchos tratamientos de medicina alternativa o “natural”  que no contemplen peligro alguno. Hay estudios en curso para determinar si muchas prácticas y sustancias usadas para tratar cáncer son útiles y no representan un peligro pero es nuestra labor poder discernir sobre lo correcto y lo útil no solo en un marco personal sino social. De esa manera pudiésemos catalogarlos como buenas pero solo si cumplen con los requisitos del método científico.

“El entendimiento de los efectos analgésicos del cannabis ha mejorado muchísimo por estudios en receptores de dolor CB1 y CB2 y los mecanismos para aliviar la sensación de dolor. Se ha mejorado el entendimiento de los mecanismos anti inflamatorios los cuales pudiesen mejorar la sensación de dolor”

Referencias
Barnes PM, Bloom B, Nahin RL: Complementary and alternative medicine use among adults and children: United States, 2007. Natl Health Stat Report (12): 1-23, 2009.

Gansler T, Kaw C, Crammer C, et al.: A population-based study of prevalence of complementary methods use by cancer survivors: a report from the American Cancer Society’s studies of cancer survivors. Cancer 113 (5): 1048-57, 2008.   

Alvaro G. Menendez, Abdul Saied, Joseph Espat: Patient-reported experience combining complementary and alternative medicine (CAM) with conventional oncology treatment (COT). J Clin Oncol 33, 2015 [suppl; abstr 9625]

National Toxicology Program: NTP toxicology and carcinogenesis studies of 1-trans-delta(9)-tetrahydrocannabinol (CAS No. 1972-08-3) in F344 rats and B6C3F1 mice (gavage studies). Natl Toxicol Program Tech Rep Ser 446 (): 1-317, 1996.

Bifulco M, Laezza C, Pisanti S, et al.: Cannabinoids and cancer: pros and cons of an antitumour strategy. Br J Pharmacol 148 (2): 123-35, 2006.

McKallip RJ, Nagarkatti M, Nagarkatti PS: Delta-9-tetrahydrocannabinol enhances breast cancer growth and metastasis by suppression of the antitumor immune response. J Immunol 174 (6): 3281-9, 2005.

Massa F, Marsicano G, Hermann H, et al.: The endogenous cannabinoid system protects against colonic inflammation. J Clin Invest 113 (8): 1202-9, 2004.

Mechoulam R, Berry EM, Avraham Y, et al.: Endocannabinoids, feeding and suckling–from our perspective. Int J Obes (Lond) 30 (Suppl 1): S24-8, 2006.

Meng ID, Manning BH, Martin WJ, et al.: An analgesia circuit activated by cannabinoids. Nature 395 (6700): 381-3, 1998

Walker JM, Huang SM, Strangman NM, et al.: Pain modulation by release of the endogenous cannabinoid anandamide. Proc Natl Acad Sci U S A 96 (21): 12198-203, 1999

Facci L, Dal Toso R, Romanello S, et al.: Mast cells express a peripheral cannabinoid receptor with differential sensitivity to anandamide and palmitoylethanolamide. Proc Natl Acad Sci U S A 92 (8): 3376-80, 1995.

Ibrahim MM, Porreca F, Lai J, et al.: CB2 cannabinoid receptor activation produces antinociception by stimulating peripheral release of endogenous opioids. Proc Natl Acad Sci U S A 102 (8): 3093-8, 2005

Richardson JD, Kilo S, Hargreaves KM: Cannabinoids reduce hyperalgesia and inflammation via interaction with peripheral CB1 receptors. Pain 75 (1): 111-9, 1998.

Berthiller J, Straif K, Boniol M, et al.: Cannabis smoking and risk of lung cancer in men: a pooled analysis of three studies in Maghreb. J Thorac Oncol 3 (12): 1398-403, 2008.

Sidney S, Quesenberry CP Jr, Friedman GD, et al.: Marijuana use and cancer incidence (California, United States). Cancer Causes Control 8 (5): 722-8, 1997.

Hashibe M, Morgenstern H, Cui Y, et al.: Marijuana use and the risk of lung and upper aerodigestive tract cancers: results of a population-based case-control study. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 15 (10): 1829-34, 2006.

Mehra R, Moore BA, Crothers K, et al.: The association between marijuana smoking and lung cancer: a systematic review. Arch Intern Med 166 (13): 1359-67, 2006.

Guzmán M, Duarte MJ, Blázquez C, et al.: A pilot clinical study of Delta9-tetrahydrocannabinol in patients with recurrent glioblastoma multiforme. Br J Cancer 95 (2): 197-203, 2006.

Velasco G, Sánchez C, Guzmán M: Towards the use of cannabinoids as antitumour agents. Nat Rev Cancer 12 (6): 436-44, 2012.

Ahmedzai S, Carlyle DL, Calder IT, et al.: Anti-emetic efficacy and toxicity of nabilone, a synthetic cannabinoid, in lung cancer chemotherapy. Br J Cancer 48 (5): 657-63, 1983.

Chan HS, Correia JA, MacLeod SM: Nabilone versus prochlorperazine for control of cancer chemotherapy-induced emesis in children: a double-blind, crossover trial. Pediatrics 79 (6): 946-52, 1987.

Johansson R, Kilkku P, Groenroos M: A double-blind, controlled trial of nabilone vs. prochlorperazine for refractory emesis induced by cancer chemotherapy. Cancer Treat Rev 9 (Suppl B): 25-33, 1982.

Niiranen A, Mattson K: A cross-over comparison of nabilone and prochlorperazine for emesis induced by cancer chemotherapy. Am J Clin Oncol 8 (4): 336-40, 1985.

Levitt M, Faiman C, Hawks R, et al.: Randomized double blind comparison of delta-9-tetrahydrocannabinol and marijuana as chemotherapy antiemetics. [Abstract] Proceedings of the American Society of Clinical Oncology 3: A-C354, 91, 1984.

Jatoi A, Windschitl HE, Loprinzi CL, et al.: Dronabinol versus megestrol acetate versus combination therapy for cancer-associated anorexia: a North Central Cancer Treatment Group study. J Clin Oncol 20 (2): 567-73, 2002.

Brisbois TD, de Kock IH, Watanabe SM, et al.: Delta-9-tetrahydrocannabinol may palliate altered chemosensory perception in cancer patients: results of a randomized, double-blind, placebo-controlled pilot trial. Ann Oncol 22 (9): 2086-93, 2011.

Strasser F, Luftner D, Possinger K, et al.: Comparison of orally administered cannabis extract and delta-9-tetrahydrocannabinol in treating patients with cancer-related anorexia-cachexia syndrome: a multicenter, phase III, randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial from the Cannabis-In-Cachexia-Study-Group. J Clin Oncol 24 (21): 3394-400, 2006.

Beal JE, Olson R, Laubenstein L, et al.: Dronabinol as a treatment for anorexia associated with weight loss in patients with AIDS. J Pain Symptom Manage 10 (2): 89-97, 1995.

Noyes R Jr, Brunk SF, Baram DA, et al.: Analgesic effect of delta-9-tetrahydrocannabinol. J Clin Pharmacol 15 (2-3): 139-43, 1975 Feb-Mar.

Johnson JR, Burnell-Nugent M, Lossignol D, et al.: Multicenter, double-blind, randomized, placebo-controlled, parallel-group study of the efficacy, safety, and tolerability of THC:CBD extract and THC extract in patients with intractable cancer-related pain. J Pain Symptom Manage 39 (2): 167-79, 2010.

Portenoy RK, Ganae-Motan ED, Allende S, et al.: Nabiximols for opioid-treated cancer patients with poorly-controlled chronic pain: a randomized, placebo-controlled, graded-dose trial. J Pain 13 (5): 438-49, 2012.

Johnson JR, Lossignol D, Burnell-Nugent M, et al.: An open-label extension study to investigate the long-term safety and tolerability of THC/CBD oromucosal spray and oromucosal THC spray in patients with terminal cancer-related pain refractory to strong opioid analgesics. J Pain Symptom Manage 46 (2): 207-18, 2013.

Lynch ME, Cesar-Rittenberg P, Hohmann AG: A double-blind, placebo-controlled, crossover pilot trial with extension using an oral mucosal cannabinoid extract for treatment of chemotherapy-induce

National Cancer Institute at www.cancer.gov

No hay etiquétas para ésta entrada

Check Also

La única monja médica en la Isla combina la fe con la medicina

Aquellos que han observado una monja en los talleres y convenciones dirigidos a la clase …

Capestrano Header 728×90