Cirugía robótica por los pacientes con cáncer urológicos

Nueva esperanza para los pacientes con cáncer de hígado en Puerto Rico
31 agosto, 2017
Apostolado por la cirugía cardiovascular pediátrica
2 septiembre, 2017

Cirugía robótica por los pacientes con cáncer urológicos

Dr. William Román Torreguitart, presidente de la Asociación Urólogos de Puerto Rico. Suministrada.

[byline]

Los urólogos de la isla han logrado combatir los cánceres urológicos librando a los pacientes de grandes exéresis y complicadas reparaciones a tejidos blandos.

Según el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Urólogos, William Román Torreguitart, desde que el grupo de urólogos del oeste comenzó la práctica de cirugía robótica en el 2011, muchos procedimientos se simplificaron pues las intervenciones se volvieron unas mínimamente invasivas.

Específicamente Román Torreguitart se refirió al entrenamiento que poseen los subespecialistas en la utilización de la máquina Da Vinci.

Esto representó un beneficio directo para el paciente, pues disminuyó los riesgos de sangrado, los costos hospitalización, el uso de un mayor número de medicamentos, convirtió la recuperación del paciente en una más acelerada y sobre todo, los libró de operaciones abiertas, complicadas y que demandaran horas de intervención quirúrgica.

“Al estos tener que usar menos narcóticos, tienen menos riesgos de complicaciones. Eso se traduce en más costo efectividad para el gobierno y planes médicos. Son tecnologías caras que redundan en beneficio a largo plazo”, puntualizó.

“Las utilizamos en pacientes con cáncer de próstata, de riñón, cáncer de uréteres, vejiga, por lo que aplica a mujeres también”, agregó.

En cuanto a los cánceres urológicos más comunes en la población puertorriqueña, Román Torreguitar señaló que son el cáncer de próstata, vejiga y riñón.

Según el Registro de Central de Cáncer en Puerto Rico el cáncer de próstata en varones tiene un incidencia de 39.1 por ciento entre los años 2008 al 2011. El tumor de vejiga un 4.2 por ciento mientra el de riñón un 2.5.

El subespecialista tiene una práctica junto su padre, Dr. William Román Aquerón, también urólogo con una carrera médica de sobre 30 años, que ha dado paso a la sinergía entre dos generaciones médicas que complementan distintas herramientas de entrenamiento.

[autor_bio]

Send this to a friend