Mes de la Diabetes

Cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, una ocasión especial para destacar la importancia de esta enfermedad en Latinoamérica y el mundo. Esta fecha fue instaurada por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991 como respuesta al alarmante aumento de casos de diabetes.

Según la OMS, la diabetes es la cuarta causa de muerte, detrás del infarto, los accidentes cerebrovasculares y la demencia. Además, uno de cada doce latinoamericanos la posee, , aumentando de 18 millones de personas en 1980 a 62 millones en 2015. También, conforme a estimaciones de la OMS, de mantenerse el ritmo de crecimiento de este problema en la región, para el 2040 se  presentaría un crecimiento de 110 millones de casos.

18

Millones de personas con diabetes en 1980

62

Millones de personas con diabetes en 2015

110

Millones de personas con diabetes en 2040

Asimismo en 2015, el 70% de la población promedio de México se encontraba con sobrepeso. Mientras en otros países latinoamericanos, como Venezuela, Argentina y Chile se mostraron tasas similares, lo cual augura un aumento de casos de diabetes a mediano plazo.

70

por ciento de personas en Mexico se encontraban en sobrepeso

Por otra parte, en las Américas, la prevalencia de diabetes en adultos es más alta en los países del Caribe de habla inglés, seguido por poblaciones que viven en ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México. En México y en la mayoría de los países de América Central, América del Sur y el Caribe, se ha reportado una prevalencia de diabetes entre 8% y 10%.

10

por ciento prevalencia de diabetes

La diabetes puede causar ceguera, insuficiencia renal y amputación de miembros inferiores. Además, también incrementa los riesgos de infarto, accidente cardiovascular, enfermedades del corazón e insuficiencia de flujo de sangre hacia las piernas. Estudios demuestran que el buen control del metabolismo previene o demora dicha enfermedad. Elegir alimentos saludables, someterse a exámenes de vista regularmente, controlar la presión sanguínea y mantenerse activo son prácticas esenciales para prevenir la aparición de la enfermedad.

Send this to a friend