Enzima producida en el hígado promueve la obesidad, hígado graso y resistencia a insulina

Sistema de Salud de Veteranos del Caribe ayuda a las Islas Vírgenes tras paso de Huracán Irma
10 septiembre, 2017
Asociación Americana del Corazón reconoce aportación de cardiólogo destacado en el campo de la investigación
11 septiembre, 2017

Enzima producida en el hígado promueve la obesidad, hígado graso y resistencia a insulina

[byline]

Científicos del Centro Alemán para la Diabetes en Postdam y Tubingen, Alemania, han descubierto en ratones con una dieta rica en grasas que una mayor producción de la enzima DPP4 en el hígado favorece el aumento de peso y el desarrollo de hígado graso y de resistencia a la insulina.

dona vida
dicelo a tu familia

De hecho, según aseguran en un artículo publicado en la revista Molecular Metabolism, al comparar este hallazgo con otros estudios en humanos y moleculares adicionales han concluido que el aumento de la producción de esta enzima es “más causa que consecuencia” del hígado graso y la resistencia a la insulina.

Además, ha añadido Christian Baumeier, principal autor del estudio, los inhibidores de la DPP4 son bien conocidos en el tratamiento de la diabetes, por lo que podrían utilizarse en el futuro no sólo para mejorar el metabolismo del azúcar, sino también para tratar el hígado graso”.

La enzima DPP4 es en gran medida producida por el hígado e inhibe los efectos de importantes hormonas intestinales que están implicadas en el metabolismo de la glucosa en sangre. Además, los pacientes que sufren de enfermedad hepática grasa no alcohólica tienen más elevados los niveles de DPP4 en su sangre.

Pese a ello, hasta ahora no estaba claro si estos niveles más altos eran causa o consecuencia del hígado graso elevados de DPP4 en los hígados grasos son la causa o consecuencia de la enfermedad.

Con el fin de encontrar una respuesta a esta pregunta, Baumeier y su equipo compararon dos grupos diferentes de ratones entre los que había unos con una modificación genética para producir una mayor cantidad de DPP4 en el hígado, mientras que el resto tenían una producción más baja.

dona vida
dicelo a tu familia

 

A ambos grupos se les dio de comer alimentos con alto contenido de grasa durante aproximadamente medio año. Los animales que produjeron una mayor cantidad de DPP4 en el hígado ganaron aproximadamente un tercio más de grasa corporal que el grupo control, y tenían aproximadamente el doble de grasa en el hígado. Asimismo, también eran menos sensibles a la insulina.

Y estudios adicionales en una línea celular con hígados humanos y células hepáticas aisladas de los ratones también indicaron que las cantidades normales de DPP4 (500 ng/ml) eran ya suficientes para hacer que las células fueran menos sensibles a la insulina, independientemente de su contenido de grasa.

Además, los científicos observaron que los seres humanos que presentan resistencia a la insulina y enfermedad hepática grasa no alcohólica tienen una mayor cantidad de DPP4 activa en su sangre, en comparación con las personas sanas.

“Ya sabemos que las modificaciones epigenéticas del gen DPP4, que están asociadas con un aumento de la producción de la enzima, tienen un impacto negativo en el metabolismo hepático ya en los ratones jóvenes, mucho antes de que el hígado graso aparezca”, según Baumeier.

Por lo tanto, según añade, parece razonable evaluar en otros estudios cómo y en qué momento los inhibidores de la DPP4 pueden utilizarse para prevenir o tratar el desarrollo del hígado graso no alcohólico”, añadió Annette Schürmann, también autora de este estudio.

Publicado en Molecular Metabolism. 

dona vida
dicelo a tu familia

[autor_bio]

Send this to a friend