México revela sus estadísticas de varicela y herpes zóster
13 noviembre, 2017
Investigador de Ciencias Médicas genera interés en la comunidad científica mundial
14 noviembre, 2017

Método Ponseti para el tratamiento del pie corino

 

dona vida
dicelo a tu familia

Por: Dr. Samuel Fernández,
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

 

El pie corino o pie zambo es una de las enfermedades congénitas más comunes en los recién nacidos. Según las cifras, en Estados Unidos nacen al año cerca de 2.500 bebés con esta patología y la incidencia de casos allí es de 1 o 2 pacientes por cada 1.000 habitantes. Esta malformación se caracteriza por el componente de equino en el tobillo y varus en el área del ante pies.

Por años, el tratamiento recomendado para mejorar la condición física de un paciente con esta malformación ortopédica, ha sido enyesar el pie cada dos semanas hasta la edad de 6 a 8 meses. Al cabo de este tiempo, los médicos realizan en el bebé, un procedimiento quirúrgico extenso para liberar los ligamentos y las articulaciones, así como para alargar los tendones.

Todo este proceso dura alrededor de 1 año y el resultado es una mejora del 50% de la orientación del pie del neonato. Sin embargo, suele dejar extensas cicatrices o articulaciones débiles que significan afectaciones para el pie y el dolor constante en la adolescencia.

En la década de los 50´s se comenzó a experimentar un método que fuera menos perjudicial para el paciente y un tratamiento que tuviera un porcentaje más alto de mejora. Es así como se empieza a emplear un procedimiento creado por el ortopedista español, Dr. Ignacio Ponseti (1914-2009).

Este método se ha extendido al 89% de los pacientes con esta patología y consiste en la manipulación del pie, basada en la biología de la deformidad y la anatomía funcional del pie. Todo esto a través de yesos seriados, una intervención quirúrgica limitada, la sección percutánea del Tendón de Aquiles, y el uso de una ortosis de abducción en el pie por un periodo de 2 a 3 años.

El proceso completo sigue estos pasos:

1. Manipulación del pie en supinación y abducción progresiva
2. Aplicación de yesos seriados de pierna para mantener la corrección progresiva de la deformidad semanalmente por 4- 6 semanas.
3. En la mayoría de casos, se necesita una sección percutánea del Tendón de Aquiles, un procedimiento realizado en la sala de operaciones, seguida por un yeso largo de pierna por 3 o 4 semanas.
4. El siguiente paso es colocar en el pie, una ortosis de abducción a tiempo completo por un período de 3 meses
5. Después de ese lapso, la ortosis sólo se utiliza para dormir hasta los 2 o 3 años de edad

La utilización correcta de este tratamiento ha logrado evitar extensas cirugías en el 80% de los pacientes con pie corino.

Send this to a friend