Respuesta a las dudas más frecuentes sobre las vacunas de refuerzo contra la COVID-19

El temor ante una nueva variante ha hecho surgir muchas dudas entre la población.

Isbelia Farías

    Respuesta a las dudas más frecuentes sobre las vacunas de refuerzo contra la COVID-19

    La disminución de la inmunidad que aportan las vacunas es uno de los temas que ha generado  más preocupación últimamente, ya que muchas personas sienten temor ante los riesgos de la altamente mutada variante ómicron, que ya se ha propagado en todas partes. 

    Son muchos los estudios que han coincidido en que dos dosis de vacunas no son suficientes para obtener la protección contra la infección de ómicron, pese a que sí se reduce el riesgo de hospitalización. 

    A continuación, se responden algunas preguntas frecuentes sobre las vacunas de refuerzo y por qué estas son necesarias para mantener la inmunidad. 

    ¿Qué es una vacuna de refuerzo?

    La vacuna de refuerzo contra la covid es una tercera dosis (o segunda, en el caso de Janssen/Johnson & Johnson) de la vacuna que se administró para prevenir la infección del coronavirus. 



    Luego de observar que la protección que brindaban las dosis de las vacunas originales comenzó a disminuir, muchos sanitarios aprobaron la dosis de refuerzo para mantener el nivel de inmunidad por más tiempo. 

    ¿Por qué necesito una tercera dosis si ya tengo dos?

    Aun cuando las vacunas originales lograron prevenir la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte, el panorama de la pandemia cambió con la aparición de ómicron. 

    Con las dos primeras dosis, se obtenía una protección contra todas las variantes que habían surgido hasta el momento, incluyendo la variante delta, pero la variante ómicron es casi una enfermedad diferente, debido a sus diversas variaciones con respecto al virus original, por lo que la administración de dos dosis no es suficiente para obtener una protección adecuada. 

    ¿Es efectiva la vacuna de refuerzo contra ómicron?

    Se ha demostrado mediante varios estudios que la dosis de refuerzo tiene un 90 % de efectividad para prevenir la hospitalización y la muerte por ómicron, sobre todo cuando las personas son mayores de 50 años. 

    No obstante, se considera que, tanto las vacunas originales como las de refuerzo ofrecen menos protección contra ómicron que contra la variante delta. 

    ¿Necesito una dosis de refuerzo si me contagié de covid-19?

    Ello depende de la variante con la que la persona se haya contagiado. Si se ha contagiado con una de las variantes originales, como la alfa o la delta, la probabilidad de reinfección es muy alta, dado que ómicron es una variante totalmente diferente a las anteriores, por lo que, muchos expertos recomiendan que, transcurrido un cierto tiempo, lo más prudente es inmunizar de nuevo con una dosis de refuerzo a la persona que haya pasado la covid. 

    ¿Me puedo poner una vacuna de refuerzo diferente a la inicial?

    Sí, se pueden combinar diferentes marcas. Cada país cuenta con una autorización para diferentes vacunas y muchos gobiernos están autorizando sus propias vacunas para el refuerzo. 

    En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó tres vacunas de refuerzo: Pfizer, Moderna y Janssen/Johnson & Johnson (para ciertos casos), acotando que era seguro obtener un refuerzo con una vacuna diferente a la inicial. 

    ¿Necesito una cuarta dosis de la vacuna?

    Es necesario aclarar que hay una diferencia en una "dosis adicional" y una "dosis de refuerzo". En el caso de la adicional, esta puede ser una tercera o cuarta dosis que algunos países están ofreciendo a personas con sistemas inmunitarios severamente debilitados, tales como pacientes con cáncer de sangre, o a quienes han recibido un trasplante. Reino Unido y Estados Unidos, desde el año pasado, comenzaron a ofrecer terceras y cuartas dosis a estas personas luego de observar que con las dos primeras dosis no obtenían suficiente protección.

    En cambio, la dosis de refuerzo es la que se ofrece a la población general, para aquellos que ya recibieron dos dosis de la vacuna. A inicios de 2022, Chile e Israel comenzaron a administrar una cuarta dosis de la vacuna –o segunda de refuerzo-, para la población general. 



    Sin embargo, otros países consideran que no hay suficientes datos hasta los momentos para apoyar la administración de una cuarta dosis en la población general. 

    ¿Necesitaré otra dosis si surge una nueva variante?

    Hasta el momento solo hay especulaciones sobre este tema, pero lo cierto es que el SARS-Cov-2 ha mostrado una capacidad increíble para mutar, por lo que todo dependería de la resistencia de las nuevas variantes a las vacunas existentes. 

    En el caso de una nueva variante que siguiese siendo sensible a las vacunas actuales, no habría ningún problema.

    No obstante, el temor de muchos inmunólogos es que surja una variante que sea resistente a las vacunas de las que se disponen ahora mismo, ya que eso llevaría a la población a una situación de vulnerabilidad, es decir, de desprotección. Por ello, la necesidad o no de adaptar las vacunas a la variante que predomine, es algo que se debe analizar de forma paulatina.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Covid-19