Nace el primer bebé de un útero trasplantado en Estados Unidos

Nanomedicina: nueva respuesta al tratamiento del cáncer de mama y colon
6 diciembre, 2017
El 16% de los profesionales de enfermería sufren de dolor crónico
7 diciembre, 2017

Nace el primer bebé de un útero trasplantado en Estados Unidos

Por: Paula Alejandra Rojas
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Por primera vez, en Estados Unidos, nació un bebé de una mujer con útero trasplantado. Los encargados de llevar a cabo este avance científico fueron los especialistas del centro médico de la Baylor University, en Dallas (Texas).

dona vida
dicelo a tu familia
Xarelto 320 2

El bebé, que nació a finales de noviembre de 2017, se convirtió en el primero en Estados Unidos y el noveno en el mundo. Valga recordar que, en ocho ocasiones este tipo de trasplantes se habían logrado, siempre en Suecia, y en el hospital de la Universidad de Sahlgrenska, en Gotemburgo; un centro pionero en este campo desde que logró realizar el primer trasplante en 2014.

La ahora madre primeriza, es una mujer que había nacido sin útero y que ahora pudo convertirse en madre gracias a una donante, que había decidido ya no tener más hijos. Para poder ser seleccionada y participar como donante de útero, la mujer debió someterse a muchos estudios médicos y psicológicos, una vez aprobada, se realizó la cirugía y tuvo una recuperación de alrededor 12 semanas.

El nacimiento de este bebé se realizó a través de una cesárea programada y en ella estuvieron presentes la mayoría del personal médico que se encuentra participando en la investigación. Las mujeres con útero trasplantado deben quedar embarazadas por fecundación in vitro, ya que sus ovarios no están conectados al útero; además, sus bebés nacen por cesárea porque el útero trasplantado es muy frágil. Asimismo, para conseguir que una mujer con útero trasplantado dé a luz, se necesita que el órgano permanezca en el cuerpo de la mujer solo hasta que da a luz, ya que se tiene que someter a una terapia de fármacos para contrarrestar la reacción inmune del cuerpo a un útero extraño.

Hasta el momento, se ha experimentado con el trasplante en donantes vivas y también fallecidas. La operación para extraer el órgano es más compleja que una extirpación común, ya que hay que incluir más tejido. El posterior trasplante al cuerpo de la receptora es también muy complicado, según investigadores, esta intervención puede compararse con la del trasplante de hígado.

Este es uno de los 10 casos que están desarrollando, en primer estudio clínico, en el Centro Médico de la Universidad Baylor, de los cuales llevan 8 trasplantes realizados y actualmente hay otra mujer embarazada. Asimismo, los investigadores de este estudio señalan que este tipo de avances científicos no sólo dan esperanza a aquellas mujeres que no pueden tener hijos, ya sea porque su útero presenta algún problema o porque nacieron sin él, sino también porque podría funcionar en mujeres con otros problemas médicos, como ciertos tipos de cáncer.

Send this to a friend