Última Hora

Apasionado por la mente humana nuevo presidente de la Universidad Carlos Albizu

Los senderos de la vida a veces conducen por rutas que conducen a lugares inesperados.

Así lo ha experimentado uno de los editores de la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor José Pons Madera, quien, del 1978 al 1981, se convirtió en asistente de docencia del doctor Carlos Albizu en el entonces Centro Caribeño de Estudios Posgraduados, cuando le fue necesario hacer una pausa en sus estudios de doctorado en los Estados Unidos para atender en la Isla a su esposa y madre de sus niñas, quien sufría una dolencia de salud.

“Luego de tomar dos cursos con él, me preguntó si quería ser su asistente”, lo cual aceptó, recordó el especialista en neurociencia, quien después regresó al estado de Massachusetts, donde se dedicó a diseñar, establecer y administrar un sistema de clínicas de salud mental, lo cual combinó con la labor de profesor y supervisor a tiempo parcial en la Universidad de Massachusetts.

Con los años, volvió a la Isla, a su ciudad natal, respaldado por su experiencia clínica y como académico, y con estudios posgraduados en neurociencia, a establecer y dirigir Escuela de Ciencias Conductuales y Neurales de la Ponce Health Sciences University, conocida entonces como Escuela de Medicina de Ponce.

Desde el pasado 17 de enero, dio comienzo una nueva etapa profesional como presidente de lo que fuera el Centro Caribeño de Estudios Posgraduados, ahora Universidad Carlos Albizu, primera institución especializada a nivel graduado en el estudio de la psicología en Puerto Rico y el Caribe, con recintos en San Juan, Mayagüez y la ciudad de Miami, en el estado de Florida.

Pons Madera guardó relación con la docencia desde su nacimiento. Su madre fue maestra de kínder en el Colegio Ponceño, el que luego se convirtió en su primer centro de formación académica.

“Casi toda la vida viví cerca del Colegio Ponceño, donde mami… de hecho, mami fundó el kinder garden del Colegio Ponceño, para allá, para 1949. Así que esa cercanía con el Colegio, con los ‘Brothers’ Marianistas, ahora Padres Escolapios, esa influencia tan fuerte que yo tuve como estudiante y como hijo de maestra, literalmente, me han acompañado toda mi vida y al resto de mi familia”, narró con hablar pausado Pons Madera, quien tiene un hermano.

De hecho, el especialista prestó su imagen como ejemplo de lo que puede lograr un egresado de la  casi centenaria institución, y aparece en un ‘billboard’ que lee ‘Doctor José Pons, yo soy Colegio Ponceño’, así como en su página cibernética.

Apasionado por la mente humana

Desde la primera vez que le preguntaron a qué quería dedicar su vida adulta, dijo que quería estudiar el comportamiento de las personas, lo que pensaban y por qué lo pensaban. “Desde pequeño, Para mí, lo que hacía la gente, cómo pensaba, lo que era el cerebro, para mí fue siempre una pasión, diría, por conocer eso”, recordó Pons Madera.

Recientemente, compartió su experiencia en un capítulo de un libro en el que los profesionales del campo de la sicología más destacados en el País.

“Yo escribo sobre la mamá de un amigo mío, americana ella, que cuando me preguntó qué yo quería ser cuando sea grande, le dije que quería conocer la mente humana, me dijo ‘eso se llama sicología’. Y eso fue lo que ella estudió. Ella hizo un bachillerato en sicología y fue quien me dio el nombre de lo que yo quería estudiar. Y le decía a todo el mundo, cuando yo estaba en la casa, ‘él es Ordie, y él va a ser sicólogo. Él es una persona muy buena y va a ser tremendo sicólogo’. Ella me definió”, recuerda con afecto. Se trata de la madre del doctor Mickey Cintrón Wagner, mencionó.    

Entre los diversos cargos que ha ocupado, fue presidente de la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico.

La familia, su mayor inversión

A nivel personal, a lo que más tiempo ha dedicado es a la crianza de tres hijas y dos hijastros, mencionó. “Esa es mi principal inversión de tiempo y dinero. Afortunadamente, se han desarrollado académicamente; son profesionales de primer orden. Tres tienen doctorado en sicología”, indicó.

Con formación formal en el estudio y ejecución del piano, incluso, bromeó acerca de la educación de los cinco hijos que crió junto a su esposa, quien también es sicóloga y actualmente es Decana de Ciencias Conductuales de la Ponce Health Sciences University, puesto que él ocupó antes.

“Yo soy bien democrático. Les decía ‘primero, estudias música, aprendes a tocar un instrumento, estudias sicología y después haces lo que quieras’”, dijo el especialista, en forma jocosa.

La mayor, Glenda Pons, trabaja en seguridad industrial en la Universidad de Masschusetts en Amherst.  Está a cargo de la oficina que provee los químicos y reactivos a sobre 900 laboratorios de la universidad.

La segunda, Sonia Noemí Pons, tiene doctorado en Psicología Clínica, es mayor en la fuera aérea americana y tiene especialidad en Psicología Militar. Reside en Georgia. Y la menor, Hilda Pons, tiene maestría en trabajo social y es supervisora en la oficina de Holyoke, MA, del Departamento de Niños y Familias del estado.

Su hijastra, Nydia Cappas, tiene doctorado en psicología clínica y post doctorado de Yale University, se especializa en Psicología de la Salud. Es profesora en los programas doctorales de la Escuela de Ciencias Conductuales y Neurales de la Ponce Health Sciences, fundados por el doctor Pons y su esposa, la doctora Nydia Ortiz.

Su hijastro, Carlos Cappas, tiene un doctorado en Psicología Clínica y post doctorado de la escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts en Worcester. Se especializa en Psicología de la Salud y trabaja en Children’s Hospital en Boston.

Y su esposa fue decana de Estudiantes de la Escuela de Medicina de Ponce y al presente es Decana Interina de la Escuela de Ciencias Conductuales y Neurales de la Ponce Health Sciences University. 

Pons Madera también habló con un dejo de humor acerca de la dinámica de las reuniones familiares, por haber varios sicólogos juntos, aunque confesó que es objeto de bromas entre ellos. 

En cuanto a la música, una de sus hijas toca clarinete, otra toca flauta, el hijo de su esposa toca piano y guitarra, y la hijastra, canta. “Eso es lo que más satisfacción y orgullo me da”, dijo el también abuelo de seis, quienes son muy aplicados en sus estudios. 

Acerca de este nuevo reto, le dijo a la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) que “esta es la etapa de la integración de todas mis experiencias personales y profesionales, de todo lo que he aprendido sobre educación, ciencias, y pedagogía para ponerlo al servicio de esta Universidad y ayudar a materializar todas y cada una de las metas y aspiraciones del doctor Albizu.

A través de eso, lograr un cambio, y para lograr el mejoramiento de la salud mental del País y otros países del hemisferio. Eso es lo que quiero lograr, y ser mejor persona y poder apreciar las personas que colaboran conmigo y lo afortunado que he sido, que he podido llegar a donde he llegado; eso es lo que quisiera”. 

Servicio de Noticias Científicas de Medicina y Salud Pública de Puerto Rico (MSP) noticiasmsp@editorialmundo.com El Servicio de Noticias Científicas de Medicina y Salud Pública de Puerto Rico (MSP) es la primera agencia de noticias especializada en información sobre medicina, investigaciones, ciencia, salud pública e innovación en Puerto Rico. El equipo de periodistas de MSP produce noticias, reportajes, entrevistas y materiales audiovisuales (vídeos, fotografías, ilustraciones e infografías), cuyos contenidos se pueden copiar, distribuir, comunicar públicamente y transformar, también para uso comercial, siempre y cuando se cite a MSP como fuente. MSP ofrece su servicio a periodistas, científicos y ciudadanos para dar a conocer los últimos desarrollos de la ciencia más relevante, con especial énfasis sobre los trabajos de los investigadores que realizan sus investigaciones desde los laboratorios de Puerto Rico. La producción informativa de la agencia cuenta con la participación y revisión de la comunidad médica investigadora para garantizar la credibilidad y la calidad de nuestro trabajo.

Check Also

Mayor la mortalidad de la Leucemia Linfoblástica Aguda en hombres adultos

Estudio salubrista describe una década de supervivencia de pacientes diagnosticados con este tipo de cáncer.