Infección por culebrilla hace que la vejiga de hombre de 77 años reviente

Los médicos informaron un caso inusual en el que la vejiga de un hombre se rompió debido a una infección de culebrilla.

Valentina Diaz Ospina

    Infección por culebrilla hace que la vejiga de hombre de 77 años reviente

    Un hombre que desarrolló una infección de herpes zóster alrededor de la base de su columna vertebral sufrió una complicación inusual: su vejiga se rompió.

    Herpes zóster

    El herpes zóster, es causado por el virus varicela-zóster, mismo patógeno que causa la varicela. Después de una infección por varicela, el virus se vuelve latente y se esconde en nervios específicos. El virus puede más tarde ser "reactivado" y causar herpes zóster, lo que causa erupciones dolorosas de ampollas llenas de líquido.

    Caso

    Paciente de 77 años había estado tomando medicamentos antivirales y analgésicos para su infección de herpes zóster una semana antes de presentarse en el departamento de emergencias.

    En los cuatro días previos a su ingreso hospitalario, el paciente tuvo dificultades para vaciar su vejiga. Los médicos del hospital encontraron que su abdomen estaba "distendido y doloroso", particularmente en la región debajo de su estómago. Además, su ritmo cardíaco, presión arterial y frecuencia respiratoria eran anormalmente altos.

    Exámenes médicos

    Una tomografía computarizada (TC) del abdomen del paciente reveló una gran cantidad de líquido en su abdomen y pelvis, así como una "sospecha de trauma en la vejiga".

    El hombre fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos, donde le colocaron un catéter; durante tres horas, la orina con sangre fluyó continuamente desde su vejiga, luego de limpiar la orina, los médicos pudieron examinar la vejiga del hombre en busca de signos de ruptura y encontraron un desgarro de casi 0,8 pulgadas (2 centímetros) en el órgano.

    Procedimiento médico

    El equipo realizó una cirugía para reparar la vejiga del paciente, y luego, se recuperó en el hospital durante varias semanas mientras completaba su tratamiento con culebrilla. 

    "El paciente recuperó la función completa de la vejiga después de someterse a una cirugía para reparar la vejiga y el tratamiento con medicamentos antivirales", informó el equipo.

    ¿Cómo podría el herpes zóster hacer que la vejiga de alguien estalle? 

    En raras ocasiones, la infección puede causar retención urinaria, donde la vejiga no se vacía lo suficiente o en absoluto cuando se orina. El equipo médico descartó otras posibles causas de retención urinaria, como una obstrucción del tracto urinario o el uso de medicamentos que podrían alterar la función de la vejiga.

    Según un informe publicado en la revista Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, esta complicación es relativamente poco común; En el centro médico estudiado, ocurrió en sólo el 4% de los pacientes con culebrilla. Sin embargo, en aquellos que desarrollaron culebrilla alrededor de la parte inferior de la columna vertebral y el sacro, la tasa fue mucho más alta, alrededor del 28%. 

    Dependiendo del paciente, la complicación parece surgir de la inflamación de la vejiga, donde los nervios que se conectan a la vejiga o los nervios cercanos a la médula espinal, son interrumpidos por la inflamación, la cual interrumpe las señales que le dicen los músculos de la pared de la vejiga que se contraigan. 

    Estas contracciones musculares son un reflejo involuntario, y cuando ese reflejo funciona mal, la vejiga termina reteniendo la orina en lugar de eliminarla del cuerpo. Sin embargo, según el conocimiento de los autores del informe de caso, el suyo es el primer informe de ruptura de la vejiga de alguien debido a la retención urinaria relacionada con el herpes zóster.

    "El riesgo de disfunción del sistema urinario asociada al herpes zóster no puede ser ignorado", escribieron los médicos. "Se requiere una intervención urgente para la retención urinaria aguda causada por la infección por herpes zóster en el área sacra".

    En el caso del hombre, un historial de diabetes tipo 2 también podría haber contribuido a sus síntomas, añadieron los autores. Debido a que la diabetes puede causar daño a los nervios, las personas con la afección pueden perder cierta capacidad de detectar cuando sus vejigas están llenas y vaciar el órgano por completo, escribieron. 

    Consulte el caso clínico aquí.

    Más noticias de Casos-Clinicos