Medicina con un toque de amor por el corazón de nuestros niños, Dr. Edwin Rodríguez Cruz

"No hay nada más satisfactorio que devolverle la salud a un niño, verlo crecer y cumplir sus sueños. No hay dinero que te pague eso", aseguró.

Belinda Burgos, Yolimarian Torres

    Medicina con un toque de amor por el corazón de nuestros niños, Dr. Edwin Rodríguez Cruz

    Salvar la vida de un paciente es un reto que lo ha llenado de orgullo a lo largo de su trayectoria profesional como internista y cardiólogo pediatra, el doctor Edwin Rodríguez Cruz relató de manera exclusiva a Medicina y Salud Pública lo que él califica como una aventura diaria. 

    El doctor Rodríguez Cruz, nació en el caserío Las Lomas de San Germán, y lo relata con orgullo, ya que para él no hay razones para que los sueños no se puedan hacer realidad, "no importa de donde tú seas, todo es posible". 

    Estudió en la Escuela Pública de San Germán, en Universidad Interamericana, luego medicina en la Escuela San Juan Bautista en Caguas, y salió del país para agregar a su currículo las especialidades de internista, pediatría, cardiología pediátrica intervencionismo de niños y adultos con enfermedades congénitas. 

    Rodríguez Cruz admitió que la cardiología pediátrica le atrajo mucho, porque es mucho más compleja tratarla en esta población que en los adultos, "la anatomía de los niños es más retantes que la de los adultos". 

    Otro aspecto relevante y clave para el galeno es la confianza de los padres y los pacientes que acuden a su cita médica para ayudarlos a tratar los problemas cardíacos. 

    "Eso nadie lo puede hacer sino los médicos, así que esto es una responsabilidad muy grande. Por eso digo, la disposición de las familias y los pacientes, eso es lo que impacta. En ocasiones los mismos hijos son los que consuelan a los padres al saber el procedimiento y el diagnóstico que les damos. Aquí en mi oficina todos los días es una aventura, pero luego la satisfacción de verlos recuperarse logran hacer su vida".

    En el pasado algunas de las enfermedades congénitas con las que nacían los niños eran mortales, porque  no había alternativas de procedimientos para darle calidad de vida. Los estudios estiman que 85 por ciento de los pacientes que nacían con problemas de corazón morían, pero hoy día la mortalidad es de un 10 a 15 por ciento. 

    "Hoy tenemos médicos, abogados, periodistas que tuvieron a través de los años varios procedimientos y hoy son útiles a la sociedad. Los avances de la medicina, por lo menos en el área de cardiología pediátrica han ido avanzando a pasos agigantados disminuyendo la mortalidad y morbilidad", relató con orgullo el cardiólogo intervencional pediátrico del Hospital San Jorge

    Cardiología intervencional pediátrica en Puerto Rico  

    Agregó que en Puerto Rico solo hay 10 cardiólogos pediátricos y solo 2 son intervencionistas. "En Puerto Rico falta más gente, eso es lo que deben entender los estudiantes hoy en día. A veces me da pena no poder ver a todos los pacientes que necesitan de nuestra especialidad y son muchos los pacientes que necesitan nuestro servicio". 

    En opinión del doctor Rodríguez Cruz se deben traer más médicos especializados porque a cada paciente hay que darle su tiempo. "Durante el día podemos ver entre 12 y 13 pacientes. Tardaremos el tiempo que sea necesario en atenderlos, porque los pacientes vienen a ver a un cardiólogo intervencionista. No es lo mismo explicarle eso a un paciente adulto que a un padre y a un niño para decirle el procedimiento, los que son padres me entenderán", dijo. 

    En referencia a las condiciones cardíacas el especialista indicó que se dividen en complejas y no complejas. Las no complejas son aquellas donde los pacientes nacen agujeros en el corazón, y se pueden tratar con catéteres, lo mismo ocurre con algunas válvulas. Estos pacientes pueden tener una vida normal. 

    Las enfermedades complejas son tratadas con cirugías de corazón abierto o cateterismo "esos pacientes pueden vivir una vida normal, pero van a tener que llevar seguimiento por el cardiólogo y otros procedimientos a lo largo de su vida. Tienen que darse bien seguimiento con los médicos", dijo. 

    El especialista recalcó que entre los avances más destacados se encuentran los mecanismos eléctricos que ayudan a proteger al corazón, así como los tratamientos más indicados de acuerdo con las patologías para minimizar el impacto de estos. 

    "La parte genética  nos ha ayudado a obtener más información objetiva en función de ofrecer un tratamiento oportuno, ya que a través de una prueba de sangre se pueden conocer los problemas cardíacos que tiene el paciente", indicó. 

    Rodríguez Cruz finalizó agradeciendo a cada paciente la confianza y aseguró que su consultorio está abierto para todas las personas que lo necesiten. 


    Mas noticias de Cardiología